¿Emprender en la crisis?: La excelencia, la pasión y la financiación

  

 

Ayer tuve ocasión de participar en el IV Congreso Internacional de Excelencia organizado por Madrid Excelente, de la Comunidad de Madrid, denominado Emprender y Crecer en tiempos difíciles. Yo creo que nunca había estado en un congreso en que los ponentes me gustaran prácticamente todos, incluso los políticos.Mr. Bruton, ex primer ministro irlandés, afirmó que la crisis es una gran oportunidad para los gobiernos pues la gente acepta sacrificios que de otra forma no aceptaría, posibilitando así el cambio y la mejora. Debemos cambiar las cosas para hacerlas mejor, dijo, pensar de forma innovadora, y aconsejó a los políticos anunciar todas las malas noticas cuanto antes.El ex Presidente Uribe de Colombia narró la evolución de su país durante sus mandatos, basada en una política de seguridad democrática, promoción de la inversión con incentivos reales y la política social. Explicó las presiones a que fue sometido con ocasión del secuestro de Ingrid Betancourt y el fortalecimiento que supuso para el sistema democrático su decisión de mantenerse firme y no negociar con la guerrilla, lo que hubiera ocasionado más secuestros. Actualmente Colombia ha llegado a tasas de inversión del 30%, desde el 14% que había al inicio de su mandato.

En tiempo de crisis hay que afrontar el riesgo y evitar dos trampas: creerse que uno lo sabe todo y que hay un solo camino, y rendirse y no hacer nada pensando que ésto no tiene arreglo.Tim Harford (economistas de la BBC radio) explicó el fracaso como origen del cambio, y que éste no proviene de los líderes, sino que es la población la que lo genera. En tiempo de crisis hay que afrontar el riesgo y evitar dos trampas: creerse que uno lo sabe todo y que hay un solo camino, y rendirse y no hacer nada pensando que ésto no tiene arreglo. Él apuesta por un sistema de prueba y error, se trata de seguir intentándolo.

En este mismo sentido Javier Pérez Dolset afirmaba que el emprendedor debe pensar en global, “el mundo es tu mercado”, tener pasión por lo que hace y basarse en la tecnología. Hay que inventar, anticiparse (¡ser el primero compensa!), y saber adaptarse a los cambios tecnológicos. Equivocarse es aprender, afirma, y aprender es lo importante. Con estas máximas y una extrema prudencia financiera han conseguido que su película Planet 51 sea la película española más exitosa de todos los tiempos.

La palabra “pasión” fué la más pronunciada en este Congreso. Todos coincidieron en que la actitud es más importante que la aptitud. Talento hay mucho ahí fuera, dijeron citando a Chaplin dirigiéndose a su hija, si quieres triunfar, trabajo, trabajo y trabajo. Ana Amelia, de Ideas4All conjugó el cuarteto equipo más pasión más flexibilidad más financiación como claves del éxito. Y se citó también A Kenneth Morse cuando dijo aquello de “Cash flow is more important than your mother”. Y a Mandela: “Todo es imposible hasta que se hace”.

Luis Huete (IESE) al hablar de los profesionales con marca propia incidió también en que la actitud es el gran activo: 80% de ganas frente a un 20% de inteligencia. Afirmó que es importante ser feliz y cuidarse el cuerpo con la alimentación y ejercicio para no estar “fundido” a los 40. Y tener un buen mentor y una red de apoyos. Es necesario reinventarse cada 7 años, dijo. Y terminó: “tu vida es tu marca”. Enrique Dans (IE) incidió en la importancia de tener presencia activa en las redes sociales. No importa que te copien, lo importante es que la información que generas circule. Y reivindica el blog como herramienta perfecta para la marca personal.

En la sección de internacionalización del negocio, José Ramón García Gonzalez, de Blusens, un gallego simpatiquísimo, generó los mayores aplausos del público al criticar la situación de la financiación bancaria. Lo que falta es formación emprendedora, dijo, pero sobre todo financiación. Y no se conseguirá que haya crédito si Bancos y Estados generan beneficios al tomar prestado al 1% y prestar al 4%, dijo. Su firma de electrónica de consumo nacida en Galicia se extienda ahora por los cinco continentes, con una estrategia basada en “ser diferente”. Otra vez la palabra “pasión”, otra vez la necesidad de ser globales. Hay que salir del país al menos una semana al mes, afirmó, para desconectar del clima pesimista que nos contamina. Y otra vez aplausos cuando afirmó que “podemos conseguirlo si somos capaces de rebelarnos contra un sistema que nos lleva la contraria.”

Ignacio Maluquer de ParkHelp explicó su estrategia de internacionalización basada en socios locales. Casi todo se puede exportar, dijo, si tienes un buen equipo con experiencia, te mueves con rapidez, mantienes la mente abierta a nuevas culturas y le pones muchas ganas, ilusión y disposición para viajar. Deja que el mercado te sorprenda: en una feria en China vendieron a todos menos a los chinos!

Lo que falta es formación emprendedora, dijo, pero sobre todo financiación. Y no se conseguirá que haya crédito si Bancos y Estados generan beneficios al tomar prestado al 1% y prestar al 4%. Beatriz Navarro explicó como una combinación de “convertir lo ordinario en extraordinario”, basarse en el comercio justo y dejar que sean los empleados y su amabilidad la base del negocio y la innovación, generó el éxito de Starbucks. Marc Vidal generó entusiasmo al definirse como un “experto en fracasos”, lamentando que en España no se enseña en la escuela a aprovechar los errores. Inciden en la importancia del equipo (“casi todo es más divertido en grupo”), e insiste en que no estamos en crisis, sino en los umbrales de un cambio rotundo, de algo nuevo. Hay que ser extraordinario, pues lo aburrido es invisible. Y afirmó que para que vuele alto la cometa necesita de un viento en contra lo más fuerte posible: “Yo quiero viento en contra”, desafió a al audiencia, “y Vds?”. Y el mago Giovanni Xueret motivó a la audiencia contando como superó el declive de su empresa sabiendo aprovechar la oportunidad de idear y lanzar su caso de éxito, HelloKittyMagic.

Monica Deza de McCann incide en la innovación en esta época de “hipercambio”. Explicó la importancia de la neurociencia cognitiva en el marketing actual: la mayoría de las veces las decisiones de compra no son conscientes sino emocionales. Y comentó la necesidad de formar a la nueva generación digital no con métodos analógicos, “en blanco y negro”, sino adaptados a esos nuevos cerebros.

Los business angels explicaron a los emprendedores presentes qué hacer y como presentar sus proyectos para que los tengan en cuenta. Alejandro Zunzunegui, Paloma Cabello y Jordi Robert-Ribes coincidieron en la importancia de emprender. Par Zunzunegui, es esencial tener mentalidad de empresario, financiación (sí, ¡hay dinero!), equipo y un proyecto “sexy”. Paloma citó a Stevenson: “emprender es gestionar a partir de una oportunidad”, y afirmó que hay que buscar la oportunidad de negocio en cada uno de los procesos de cambio que se están produciendo en todos los sectores. Y Jordi afirmó que lo importante es saber ver esas oportunidades.

Finalizó Mario Alonso Puig con una de sus intervenciones que hacen a la gente salir motivadas y con ganas de comerse el mundo, de “reinventarse”. Y quiero mencionar la intervención de Manuel Campo-Vidal, el presentador, que estuvo en todo momento acertado y supo resumir los puntos claves de cada ponencia.

En resumen, un éxito de Congreso, con ponencias ágiles, cortas y muy prácticas, por el que hay que felicitar a Alejandra Polacci y su equipo. Volveré el año que viene.